Reserva parking cerca de la estación de tren de Valladolid

La estación de tren de Valladolid, también conocida como Estación de Valladolid-Campo Grande o Estación del Norte es la principal estación ferroviaria de la ciudad. Esto hace que el aparcamiento de la zona se complique, debido al importante trasiego entre salidas y llegadas que se genera en esta ubicación.

Si aparcar en el centro de Valladolid es una de las tareas más complicadas que hay, tampoco resulta fácil hacerlo cerca de la estación de tren. La zona de aparcamiento regulado de Valladolid funciona de forma muy particular y es necesario prestar especial atención a cada parquímetro para comprobar durante cuánto tiempo está permitido aparcar el coche.

La zona azul de Valladolid funciona con tres franjas horarias, de una, dos o tres horas. En función del tiempo permitido al finalizar el estacionamiento es importante retirar el vehículo de la plaza ocupada para garantizar la movilidad. Además, el reglamento establece que sea necesario mover el coche por lo menos 250 metros desde donde estaba aparcado.

Los residentes de las diferentes zonas de estacionamiento regulado tendrán ventajas y descuentos siempre que cuentan con la tarjeta perfectamente aprobada.

Todo esto hace que la mejor opción para aparcar cerca de la estación de tren de Valladolid sea estacionar en uno de los aparcamientos vigilados que propone Parclick a través de su aplicación online. De esta forma será posible reservar una plaza de parking para tener un aparcamiento garantizado durante el tiempo que sea necesario.

La estación de tren de Valladolid

El tren llega a Valladolid en el año 1856

La estación de tren de Valladolid está ubicada al norte de la ciudad, justo enfrente de la prolongación de la conocida como Acera de Recoletos y muy cerca de la Plaza de Colón de Valladolid.

Esta estación ferroviaria cuenta con diferentes servicios de corta, media y larga distancia, incluyendo las líneas de Alta Velocidad.

La inauguración de la primera estación de tren de Valladolid data del año 1856 y desde entonces y hasta ahora ha pasado por diversos procesos de remodelación para adecuarse a las necesidades actuales.

Para visitar la estación de tren de Valladolid puedes reservar parking con Parclick y contar así con todas las garantías posibles a sabiendas de que tu coche estará a buen recaudo en todo momento.