Parkings en el Aeropuerto de Santiago de Compostela (SCQ)

El Aeropuerto de Santiago de Compostela está a 16 kilómetros de la capital de Galicia que le da nombre y suele coquetear con el top 15 de los aeropuertos más visitados de España, con lo que no se puede decir que sea uno grande sino más bien uno modestillo, pero tiene buenas conexiones dentro de España entre las que destacan las Islas Baleares, las Canarias y casi todas las grandes ciudades españolas, a excepción de las del norte, que debido a la cercanía con Galicia no merece mucho la pena fletar aviones.

Entre los vuelos internacionales encontramos los destinos europeos más visitados como París, Londres, Roma, Zúrich, Ámsterdam, Bruselas, Milán, Múnich, Frankfurt, Basilea, Ginebra y Dublín. Por lo que antes de que te quejes de que si es un aeropuerto pequeño y que no tienes a donde ir, visita primero todos estos lugares y luego clamamos al cielo juntos, os queremos, es broma, pero oye, que hay destinos para elegir de sobra.

Si vas a volar y tienes pensado dejar tu coche en el aeropuerto para tenerlo preparadito para la vuelta tu mejor opción es Parclick. Con nosotros podrás elegir el tiempo que quieres dejar tu coche y antes ni siquiera de pensar en el vuelo ya tendrás tu plaza de garaje asegurada y con la confianza de que lo has dejado en un lugar vigilado.

 

El Aeropuerto de Santiago de Compostela

¿Llegas a Galicia?

Si no eres de los que se van sino de los que llegan te vamos a dar un primer consejo y yo creo que el que habría que dar a todo el mundo, tráete un paraguas. Galicia es sin duda una tierra alucinante en la que el verdor de sus paisajes te hará sentirte en el paraíso, pero la hierba verde, los árboles brillantes y el olor a vegetación se pagan caros, con muuuuuuuucha lluvia precisamente.

Luego para llegar a la ciudad hay un bus que llega hasta el centro de Santiago de Compostela, sino te tocará pillar un taxi o conseguir a alguien que vaya a por ti. Si has ido a ver a alguien y se ha enrollado a recogerte recomiéndale Parclick, así dejará su coche en una plaza de garaje sin la preocupación de que se retrase tu vuelo, de hecho, no seas petardo y avísale si sales tarde, así sabrá cuánto tiempo coger la plaza.