Parkings cerca del estadio de San Mamés en Bilbao

Si dices fútbol en Bilbao rápidamente te contestarán con la palabra Athletic o con San Mamés, estadio donde juega este equipo bilbaíno. Te suena, ¿verdad? Fue inaugurado en 2013, pero ha tomado el nombre del antiguo estadio de los rojiblancos con el fin de continuar con la tradición que provocó que bautizaran a este templo del balompié como La Catedral.

Tiene capacidad para 53.000 personas y provoca que los días de partido se reúna una gran multitud de personas tanto dentro del campo como por los alrededores de él. Por lo que si tu plan no es ir a ver al Athletic, huye mientras puedas (que no hombre, entre kalimotxo y kalimotxo lo pasarás bien de todos modos). ;) Pero si por el contrario eres un fan de este deporte de pelota y tu objetivo es ver a este equipo cuya filosofía traspasa fronteras (solo juega con jugadores criados en las canteras de equipos del País Vasco), ¡aupa! Entra al estadio para oír rugir a los leones, vivirás un ambiente único que no se vive en otro campo. Pero, para que aparcar cerca de San Mamés te resulte fácil el día del partido, lo mejor es que reserves un parking en Bilbao con antelación y, que compres la bufanda, porque, ¡hay que animar a los rojiblancos! ;) 

 

San Mamés

Más que fútbol

Ya seas de fútbol o no, siempre podrás admirar la imponente estructura que caracteriza a San Mamés y, después de contemplarla, seguir disfrutando de una ciudad tan especial y acogedora como Bilbao. Al lado del estadio corre la Ría de Bilbao, al lado de la cual te puedes dar un paseo que te permitirá conocer rincones maravillos de la ciudad. 

Otro edificio que hay que ver por esta zona es el Palacio Euskalduna Jaureguia, impronunciable (para los que no dominan el euskera) pero rompedor. Además, al lado de esta estructura está el Parque de Doña Casilda de Iturrizar, más conocido como ''el parque de los patos'', donde podrás observar, como bien dice el nombre, a patos (y donde sin duda tendrás las mejores vistas para batir tu récord de likes en Instagram). ;)

Y dando un paseo, en tan solo 20 minutos andando (paseo pequeñito), llegarás al Museo Guggenheim. Por lo que si tu plan es mezclar fútbol y arte, solo tienes que seguir la ría (hacia el lado contrario al mar). Y podrás llegar al ¡monumento por excelencia de Bilbao!

Aprovecha y disfruta, que la vida son dos días y uno está llovieno. Bueno, en Bilbao puede que los dos. Pero que la lluvia ni el aparcamineto te quiten las ganas de nada. ¡Ea! Así que, reserva tu parking cerca del Estadio de San Mamés y ¡adelántate al resto!

Y, por cierto, ¡Gora Athletic! ;)