151 Parkings encontrados

Parkings cerca de Ojalá

¿Quién dijo que no se puede disfrutar de un día de playa en Madrid? Y aún más… ¿Quién te dice a ti que Madrid no tiene una de las playas más originales que verás en tu vida? Nos apostamos lo que quieras a que nunca has visto una playa en el sótano de un restaurante. Esto es lo que disfrutan los clientes del bar restaurante Ojalá, en pleno barrio de Malasaña. Ideal tanto para ir a tomar el brunch a mediodía como para tomar unas copas por la noche, el bar restaurante Ojalá se ha hecho un huequito en el corazón de muchos madrileños (y no madrileños) por su originalidad y encanto. En este artículo, vamos a desvelarte por qué es un sitio tan recomendable y cómo puedes aparcar cerca del Ojalá. Aunque esto último sabes que puedes hacerlo fácilmente con Parclick.

Si ya has reservado tu plaza de parking en Malasaña porque ya te han hablado del sitio y quieres visitarlo sin que el aparcamiento en Madrid te arruine la noche, solo tienes que seguir leyendo.

Ojalá

Madrid SÍ tiene playa

Ay, ¡qué inocente! Si eres de esas personas que no le pone el sobresaliente a la ciudad de Madrid por no ser el lugar ideal de veraneo, keep calm. Nosotros te proponemos una posible solución: el bar restaurante Ojalá. No, no te estamos gastando una broma, ya que los dueños de este establecimiento han decidido tirar la casa por la ventana y montar una auténtica playa artificial para que puedas comer como si estuvieras veraneando en la propia Gandía. Pero bueno, vamos por partes, que el Ojalá tiene mucho para comentar.

El Ojalá se encuentra en pleno barrio de Malasaña, concretamente en la Calle San Andrés, número 1. Tiene una terraza con coloridas sillas que son el antecedente a uno de los locales más originales de Madrid. La primera planta es bastante espaciosa y está todo decorado con madera y colores azules, muy a lo surfero, e incluso tiene un jardín colgante para darle un toque más natural al espacio. Su arquitecto y diseñador, Andrés Jaque, reinventa el local en el año 2014 para darle un toque diferente, y desde luego, podemos decir que lo consiguió. Pero el punto más fuerte del local está en el sótano. El suelo de esta planta está cubierto de arena de playa. Sí, como lo oyes, y hasta tiene un chiringuito con luces de neón, cojines y hamacas para que puedas tomarte los cócteles más originales y elaborados con total comodidad. El Ojalá es el sitio ideal para sorprender en una primera cita, o en una segunda, o incluso una tercera, ya que deja atónitos a todos sus visitantes.

Otra de las cosas que más nos gusta del Ojalá son sus precios. Para que te hagas una idea, con unos 15 euros puedes comer, desayunar, cenar o tomar copas, ya que tiene uno de los horarios más amplios que hemos visto: abre todos los días a las diez de la mañana y cierra entre la 1 de la mañana y las 2, dependiendo del día de la semana. En definitiva, el Ojalá es perfecto tanto para irte a tomar el brunch como para irte a picar algo por la noche con tu pareja.  Y como ya sabemos que estás buscando aparcamiento en Malasaña para irte de cabeza a la playa de Madrid, no podemos hacer otra cosa que recomendarte reservar una plaza de parking con Parclick.

¡Vaya, vaya! Aquí SÍ hay playa ;)

Puntos de interés cerca de Ojalá en Madrid

Las famosas galletas

Al continuar navegando por esta web, aceptas nuestra .