Parkings cerca de la Plaza de la Vila de Gràcia, Barcelona

Como la comida española es tan buena y está tan rica, nos inventamos una palabra para poder comer cualquier cosa a cualquier hora: tapeo. Si encima va acompañado de una buena cerveza o una refrescante bebida ya alcanzaremos el súmum. Y si vas por Barcelona y eres un aficionado de esta práctica, tu sitio es la Plaza de la Vila de Gracia, situada muy cerca del centro de Barcelona.

Este lugar, situado en el Barrio de Gracia, es una plaza cerrada y bordeada por calles estrechas donde resulta muy recogedor juntarse con los conocidos y tomarse unas gambas, una ensaladilla rusa, unas croquetas (cocretas no, por favor) o incluso donde sentarse a disfrutar de un café con la mejor bollería de Barcelona.

Lo único malo de esta zona es, como ya os hemos comentado, la dificultad que existe para llegar con el coche, pues las calles son muy estrechas y hay poco aparcamiento habilitado.

Pero por eso en Parclick nos preocupamos de que puedas reservar tu plaza con antelación durante el tiempo que quieras, para que así puedas disfrutar sabiendo que has dejado tu coche en buenas manos.

 

Plaza de la Vila de Gràcia

Ponte el babero

No, no es porque vayas a rejuvenecer en Barcelona, pero ya que te vas de tapas no te olvides de apuntarte a una calçotada, y más aún en temporada, es decir, entre febrero y abril. Y nos dirás: ¿Qué narices es una calçotada? Pues es una tradición gastronómica catalana en la que el protagonista es el calçot y donde te tendrás que poner un babero.

Estás preocupado y lo sabemos, no sabes qué tipo de guarrada te vamos a contar ahora, pero tranquilo, es una de las cosas más ricas que vas a probar. Los calçots son unas cebolletas  alargadas que se ponen en una parrilla (como esa barbacoa de verano, pero en vez de carne, mucho más sano, con hortalizas) y se sirven tal cual. Y aquí viene la explicación de lo del babero.  Primero deberás de quitar las brasas carbonizadas a tu calçot (lo que te puede llevar a mancharte) y tras ello doblarás la cabeza hacia arriba, mirando al cielo, y te introducirás en la boca tu calçot. Pero ojo, solo valdrá si lo empapas bien antes en la famosa salsa romesco. Te pondrás hecho unos zorros, pero os decimos que es algo que vale la pena.

Y para que disfrutes sin medida de tu calçotada particular, en Parclick te permitimos reservar un parking cerca de la Plaza de la Vila de Gràcia vía online y en tan solo dos minutos.